24.04.2020

La importancia de prevenir la gripe

Por Alurralde Jasper

En un contexto con circulación de virus respiratorios, la vacunación antigripal será clave para reducir los casos de gripe y las consultas en los centros de salud

Buenos Aires, 14 de abril de 2020 – Se acerca la temporada invernal y con ella el aumento de la circulación de los virus respiratorios, entre ellos el de la gripe o influenza. Las medidas de prevención son primordiales, sobre todo teniendo en cuenta el contexto actual de la pandemia de coronavirus.

“Si bien la vacuna antigripal no protege contra el coronavirus, es importante vacunarse contra la gripe para obtener la inmunidad necesaria antes que llegue el invierno. Así se evitará la enfermedad y la posible co-infección con el COVID-19, lo que podría recargar los sistemas de salud. También la vacunación contra influenza contribuirá a la reducción de las manifestaciones clínicas de esta enfermedad que se pueden confundir con las del COVID-19. La vacunación antigripal no solamente previene la gripe sino que también reduce las complicaciones, muchas de las cuales requieren hospitalización”, señaló el Dr. Pablo Bonvehí.[1]

Las vacunas trivalentes contienen dos cepas A y una cepa B. Desde la temporada de gripe 2014 en el hemisferio norte se recomendó la inclusión en la vacuna de un cuarto componente, y las vacunas cuadrivalentes o tetravalentes, contienen dos cepas A y dos B, por lo que brindan una protección más amplia[2] y pueden utilizarse a partir de los 6 meses de edad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la gripe causa entre 290.000 y 650.000 muertes por año a nivel global. La mejor manera de evitar la gripe es aplicarse la vacuna todos los años.1 Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) recomiendan que todas las personas de 6 meses de edad en adelante se vacunen anualmente contra la influenza.[3]

Se debe tener en cuenta que en la población pediátrica, los niños de 6 meses a 17 años de edad deben recibir una sola dosis. Sin embargo, en los niños menores de 9 años de edad que no han sido vacunados previamente, deberá administrarse una segunda dosis después de un intervalo de al menos 4 semanas para que estén protegidos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), estiman que en la reciente temporada de gripe (desde 1° de octubre del 2019 al 7 de marzo del 2020) hubo de 17.000.000 a 24.000.000 de consultas médicas, de 370.000 a 670.000 hospitalizaciones y de 22.000 a 55.000 casos de muerte por gripe.

Mientras más personas se vacunen contra la gripe, menos podrá propagarse el virus a través de la comunidad.

Se recomienda además, tomar medidas de precaución para prevenir el contagio de virus respiratorios (incluyendo el coronavirus COVID-19), como lavarse frecuentemente las manos, cubrirse la boca y la nariz con el pliegue del codo al toser o estornudar, evitar el contacto directo con personas enfermas, evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca. En caso de fiebre, tos y dificultad para respirar, consultar a un médico.

#LasVacunasFuncionan

 

 

 

[1] Jefe de Infectología del CEMIC. Miembro del Comité Científico de la Fundación Vacunar. Miembro y Ex-Presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI). Miembro de Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE).

[2] https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/influenza-(seasonal)

[3] https://espanol.cdc.gov/enes/flu/about/index.html

[4] https://espanol.cdc.gov/enes/flu/about/burden/preliminary-in-season-estimates.htm

 

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp
Top